La preservación de la fertilidad

Hace un tiempo escribí un post en el que hablaba de la vitrificación de óvulos y de cómo esta técnica había sido una verdadera revolución.  Me gustaría centrarme un poco más en la posibilidad de preservar la fertilidad por causa social, es decir, en aquellas mujeres sanas que lo que quieren es parar su reloj biológico.

Preservacion-de-la-Fertilidad

Hoy en día, la maternidad se retrasa cada vez más.  La edad en la que se tiene el primer hijo ha subido exponencialmente en estos años, pasando de los 28 años de media del primer embarazo en los años 80 a los 31 años en la actualidad (datos del INE).  A esto, le unimos la evidencia de que la tasa de embarazo disminuye a medida que vamos cumpliendo años, pasando de una probabilidad del 78% en el grupo de de edad de 25 a 29 años,  a un 63% (entre 30-34 años ) y un 52% (entre 35 y 39 años).

Por todo esto, muchas mujeres que no se plantean un embarazo inminente pero que son conscientes de estos datos, se están informando sobre la posibilidad de “congelar” el tiempo, eliminando la presión que supone el reloj biológico y poder aumentar las tasa de embarazo en un futuro.  Eso sí, hay que saber explicar a la paciente que solicita este tratamiento que la vitrificación de óvulos da libertad para aplazar la maternidad, pero no puede asegurar al 100% un embarazo.

La gran mayoría de las mujeres que vienen a la consulta han meditado mucho sobre el tema y quieren que les expliques exactamente cuál es el procedimiento y ponerse manos a la obra.  También hay otras que vienen sin tenerlo claro, con muchas preguntas.  Algunas de estas dudas se repiten invariablemente en casi todas las consultas: si el tratamiento adelanta la menopausia (no lo hace) o si aumenta el riesgo de cáncer (la respuesta también es que no). También me preguntan si existe un mínimo de óvulos con el que puedas tener una cierta garantía, y ese mínimo los últimos estudios lo cifran en 9 óvulos maduros.  O lo que es lo mismo, vitrificar al menos 9 óvulos maduros da una probabilidad de parto del 62% en mujeres por debajo de 39 años.

Y por supuesto, la pregunta del millón: ¿Cuándo es mejor hacer la vitrificación? La respuesta es clara, cuánto antes, mejor.  La edad más recomendable es por debajo de 38 años,  a partir de ahí, se ha de explicar bien que las probabilidades de embarazo bajan, pero si una mujer tiene muy claro que no es el momento de buscar una gestación, siempre será mejor una vitrificación con 39 años, que no hacer nada y ponerse a buscar embarazo a los 43.

Como véis, la técnica nos permite la posibilidad de ajustar nuestro reloj biológico a la realidad social actual.  Y es importante difundirlo para que llegue al mayor número de mujeres.

 

 

 

Anuncios

Comments

  1. Precisamente en mi última entrada hablé de este tema. La gente tiene q saber q no es una cosa segura sino una probabilidad más. 😊

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: