¿Qué hay que hacer para transferir unos embriones congelados?

Llamamos criotransferencia o TEC (transferencia de embriones congelados) al ciclo en el que sólo debemos preparar el endometrio para aceptar unos embriones que ya se generaron previamente y están guardados en el banco de embriones. Como ya he comentado otras veces, hoy en día seguimos hablando de embriones congelados, pero realmente deberíamos hablar de vitrificados, porque es esta técnica la que utilizamos desde hace unos años.

Existen dos formas de preparar este endometrio para la transferencia.  La más natural es la que llamamos con ciclo espontáneo, y lo único que hacemos son controles ecográficos para ver cómo evolucionan el folículo y el endometrio por acción de las propias hormonas, sin dar ninguna medicación adicional.  Una vez constatamos la ovulación iniciamos el suplemento de progesterona y programamos la transferencia en función de los días de vida que tengan los embriones congelados.

Que hay que hacer para transferir unos embriones congelados

La otra manera de preparar el endometrio es dando estrógenos, sin dejar que crezca ningún folículo.  Es lo que llamamos ciclo sustitutivo, porque somos nosotros los que sustituimos las hormonas propias de la paciente por medicación (en forma de parches o pastillas). Así, cuando por ecografía vemos el endometrio preparado añadimos la progesterona y programamos la transferencia. La paciente debe conocer que, si conseguimos embarazo, deberá seguir con la medicación (los estrógenos y la progesterona) varias semanas más.

Las dos preparaciones endometriales tienen la misma tasa de gestación.  Por eso, a partir de ahí, dependerá de cada paciente y de sus prioridades el utilizar un método u otro. Con esto que quiero decir,  pues que si la prioridad de una pareja es poder “escoger” el día de la transferencia (fundamentalmente, por motivos laborales), o se trata de una paciente que no tiene ciclos menstruales regulares (por lo que se descarta el ciclo espontáneo), deberemos utilizar el ciclo sustitutivo.  Pero si estamos ante una paciente con ciclos regulares y a la que le da igual cuándo va a ser la transferencia, el ciclo espontáneo es mucho más cómodo y natural, si bien es cierto que algunas clínicas no lo pueden ofrecer a sus pacientes por no poder hacer transferencias todos los día de la semana.

Como veis, hasta para esto hay opciones..

 

Anuncios