¿Hay algún protocolo de estimulación mejor que otro?

A grandes rasgos, existen dos tipos de protocolos de estimulación ovárica de la FIV. Uno en el que utilizamos unas hormonas llamadas “antagonistas de la GnRH”; y el otro en el que las hormonas son “agonistas de la GnRH”.

Cuando planteamos qué medicación vamos a pautar, hemos de tener en cuenta muchos aspectos de la paciente, pero de todos lo que revisamos, lo más importantes son los parámetros que me indican cómo está su  reserva ovárica. Y ¿por qué?  pues porque una mujer con una reserva ovárica muy buena tiene, a priori, un riesgo de hiperestimulación ovárica.

Hay algun protocolo de estimulacion mejor que otro

El síndrome de hiperestimulación ovárica (S.H.O) es una complicación potencialmente grave que implica una respuesta exagerada del ovario, produciendo malestar, molestias abdominales (como distensión abdominal, nauseas,…). Puede aparecer cuando crecen muchos folículos pero para que se desencadene, es preciso haber administrado la hormona HCG (en nuestro país se comercializa como Ovitrelle).

Afortunadamente, hoy en día esta complicación es prácticamente inexistente si utilizamos el protocolo de los antagonistas de la GnRH ya que nos permite no utilizar el Ovitrelle, 36 horas antes de la punción, sino otro tipo de medicación con la que es casi imposible la hiperestimulación ovárica.

Con este protocolo, realizamos  la punción folicular, fecundamos los óvulos y vitrificamos TODOS los embriones evolutivos para transferirlos en un segundo tiempo, es decir, en un ciclo posterior, cuando han desaparecido los efectos de la estimulación.

El protocolo con agonistas de la GnRH, a diferencia del anterior, precisa siempre de la aplicación del Ovitrelle, por lo que en aquellas pacientes con una buena reserva ovárica no podremos evitar totalmente el riesgo de  hiperestimulación a pesar de que cancelemos la transferencia y vitrifiquemos los embriones, ya que el hecho de haber pinchado la HCG puede desencadenar los síntomas.

En definitiva, decidir entre un protocolo con antagonistas u otro con agonistas dependerá del riesgo de hiperestimulación que tenga la paciente. Si tiene un riesgo alto, siempre antagonistas.  En el resto de los casos, es decir, en aquellas pacientes con un riesgo bajo de S.H.O, los dos protocolos tienen los mismos resultados, y por aquello de que “cada maestrillo tiene su librillo” la decisión dependerá de la preferencia de cada ginecólogo.

Los fármacos que utilizamos en una FIV… eso mejor lo dejo para otro post!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: